El casco histórico, 'caballo de batalla' en la lucha de Cartagena contra el COVID

Escrito por Carlos Illán Ruiz - 21DEhoy agenCYA. 30 de noviembre de 2020, lunes.

El Ayuntamiento de Cartagena pide ayuda a la delegación del Gobierno tras un fin de semana que ha vuelto a registrar aglomeraciones en varias vías céntricas de la ciudad y ante el temor de que la situación continúe debido a los próximos días festivos. Los hosteleros expresan que pueden controlar las mesas de sus terrazas, pero no las calles, a donde puntan que a partir de las 19 horas es cuando comieza a llegar el mayor volumen de personas y que creen que también se ha desplazado el 'botelleo' de las plazas.



Cartagena se ha caracterizado durante la pandemia por sus bajos registros de contagios con respecto al resto de la Región. Sin embargo, la situación siempre corre el riesgo de experimentar un cambio y verse en la misma situación que sufren sus vecinos de Torre Pacheco, Los Alcázares y San Javier, donde bares y restaurantes siguen cerrados. El temor viene dado por las aglomeraciones (incluso casi colapsos) que nuevamente se han detectado este pasado fin de semana en céntricas calles del casco histórico, donde algunos hosteleros llegaron a llamar a la policía.

Desde la concejalía de Seguridad, que dirige el edil Juan Pedro Torralba, y ante la llegada del 'puente de diciembre', se pide a la delegación del Gobierno en la Región de Murcia el apoyo de efectivos para actuar, junto a la Policía Local, en estas situaciones. Se trataría de un refuerzo de la Policía Nacional en la ciudad y de la Guardia Civil en poblaciones exteriores. "Somos un municipio muy grande", remarca el edil. Además, se pide a la ciudadanía que colabore cumpliendo las normas sanitarias y tratando de evitar las calles cuando vean que están pobladas, y más teniendo en cuenta que con los próximos días festivos muchos aprovecharán para salir.

Por su parte, algunos hosteleros con los que ha hablado este diario insisten en que no son policías. "Podemos llamar la atención si vemos algo irregular a las personas que ocupan nuestras mesas de las terrazas, pero es imposible que controlemos lo que sucede en el resto de la calle", indicaba el gerente de uno de estos establecimientos. Otro, además de expresarse en el mismo sentido, también exponía que tienen la sensación de que las calles son ocupadas también por los jóvenes que ya no pueden llevar a cabo 'botelleos' en las plazas por la actuación policial. También que entre las siete y las ocho de la tarde ha sido cuando se ha producido la llegada principal de personas. "Somos los primeros a los que nos interesa el control policial porque si repuntan los contagios nos cerrarán otra vez", añadió.

Etiquetas: Cartagena

Imprimir