Viernes, Marzo 22, 2019
   
Texto

Absuelto un cartagenero en el macrojuicio a un barón de la droga que alardeaba por internet

Un marinero de Cartagena, para quien la Fiscalía solicitaba inicialmente once años de cárcel, ha sido absuelto por la Audiencia de Alicante en la sentencia del macrojuicio contra un grupo delictivo encabeza por Brian Collin Charrington, quien presumía de sus éxito en Wikipedia y que ha sido condenado a quince años y medio de prisión por el traslado de 192 kilos de cocaína desde Sudamérica a España en un yate transoceánico con matrícula falsa. En la imagen se observa a Pedro Madrid Briones, el abogado que ha representado en este proceso a un cartagenero que pasó nueve horrorosos meses en una cárcel venezolana.


Un marinero cartagenero ha estado durante más de cinco años como encausado en una  de las principales causas antidroga de España, pues fue en julio de 2013 cuando tuvo lugar el traslado de 192 kilos de cocaína entre Suramérica y Altea (Alicante) que echó por tierra el Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) de la Policía Nacional, en una operacion que llevó a cabo en colaboración con Venezuela, Francia, Reino Unido, Colombia, Argentina y Brasil. Además de la cocaína, se intervinieron diez viviendas de lujo en Alfaz del Pi y coches y embarcaciones de alta grama.

El juicio duró una semana en abril y no ha sido hasta este mes cuando se ha conocido la sentencia, debido a su complejidad. Eran nueve los investigados, siendo uno un marinero cartagenero que desde el principio ha proclamado su inocencia, pero al que la Fiscalía solicitó en un primer momento 16 años de cárcel, cifra que rebajó a once tras la instrucción. En concreto, los cargos alcanzaban a tres delitos: contra la salud pública (narcotráfico), formar parte de un banda criminal y falsedad documental (por la matrícula del barco).

El abogado Pedro Eugenio Madrid Briones, del despacho cartagenero Madrid Abogados, ha sido el que ha llevado la defensa del marinero, exponiendo en todo momento que esta persona fue embarcado para desempeñar dichas funciones, desconociendo si existía otro motivo oculto en dicho viaje. Hay que indicar que la embarcación en cuestión estaba amarrada en aguas de Cartagena cuando fueron contratados. Cuando se produce la operación policial, el cartagenero estaba en otro barco en Venezuela, (para la venta de otra embarcación distinta, y el en sus labores de marinero realizaba el mantenimiento de la misma) siendo detenido por la policía de Venezuela y entrando en prisión durante los nueve meses que duró el proceso de extradicción, “fue horroroso”, expone su letrado, a diferencia de los dos meses que pasó en el centro penitenciario de Fontcalent en España, que tras lo sufrido le pareció un ‘hotel de cinco estrellas’. En abril de 2014 salió en situación de libertad provisional, “pero este asunto le hizo perder el trabajo y sufrir problemas psicológicos con secuelas, que están precisando un tratamiento especializado”, indica Madrid Briones.

La banda había llevado a cabo un relevo de embarcaciones durante la ruta para confundir al seguimiento policial y el marinero cartagenero quedó la mayor parte del tiempo en Venezuela, con labores de mantenimiento del barco hasta que fuese vendido, si bien su desvinculación de la banda era evidente dado que cuando sus servicios no eran requeridos regresaba a España, donde precisamente se encontraba cuando el primer barco entro con la droga en Altea tras su traslado, droga por la que ha tenido lugar este macrojuicio. Durante las sesiones de la vista oral, fue firme la defensa en torno a la inocencia del marinero cartagenero, lo que estimó finalmente el tribunal de la Audiencia Provincial al indicar en la sentencia que tanto el marinero como el cocinero se embarcaron como tales, que desempeñaron esas funciones y que no ha quedado acreditado que conociesen la finalidad del viaje, “es más, los datos probados indican lo contrario”, se recoge en el fallo judicial. Otros datos que respaldan esta absolución es que no varió en momento alguno el nivel de vida de ambos ni el dinero de sus cuentas bancarias, con lo que carecían de ese estatus que sí tenían otros encausados.

El resultado ha sido la plena absolución. “Ha sido un gran trabajo con final feliz, pues en un tema de estas características, ya con prisión preventiva y todo tan enmarañado, lo normal es que en la sentencia final se hubieran impuesto penas minimas, lo que no ha sucedido porque se ha podido acreditar, sin género de dudas, su no participación en los delitos”, indica el letrado Pedro Eugenio Madrid Briones, quien anuncia que solicitarán una indemnización por el tiempo que su cliente ha pasado en prisión.

¿Y qué ha pasado con Brian Collint Charrigton y el resto de implicados?, sería la pregunta pendiente de reseñar. Este ‘barón de la droga’, de 61 años de edad, con numerosos antecedentes y quien supuestamente alardeaba de sus actuaciones por Wikipedia, no consiguió convencer al tribunal de su inocencia y ha sido condenado a quince años y medio de cárcel más el pago de 31,2 millones de euros. A su hijo le imponen tres años y medio por blanqueo de dinero negro. Otros castigados de importancia son el ruso Aleksei Pustovarov, mano de derecha de Brian, para quien e fijan 12 años de cárcel y el holandés Ivo Du Chatenier, capitán del barco y encargado de contratar personal y coordinar las acciones marítimas. Han sido absueltas cinco personas, entre las que figura la pareja sentimental de Brian, Isabelle, que fue detenida en Abril en la celebración del macrojuicio por una pena anterior que tenia pendiente, también por narcotráfico, siendo curioso que su absolución en la presente causa no por la operación relativa al traslado de la droga, sino para huir a Venezuela habida cuenta la orden inmediata de entrada en prisión que pesaba sobre ella en España.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

UPCT BANNER

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information