Sábado, Diciembre 07, 2019
   
Texto


La Guardia Civil detiene 'in fraganti' a tres cazadores furtivos en Cartagena

Fueron sorprendidos mientras capturaban ilegalmente más de una veintena de ejemplares de aves protegidas. A los arrestados se les atribuye la presunta autoría de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos. En la actuación ha sido crucial la colaboración ciudadana.



La Guardia Civil de la Región de Murcia, gracias a la colaboración ciudadana, ha desarrollado la operación ‘Fringilides’, una investigación encaminada a perseguir el furtivismo, que se ha saldado con la localización y detención de tres cazadores en Cartagena, que fueron sorprendidos mientras capturaban de forma ilícita más de una veintena de aves fringílidas.

Las actuaciones se iniciaron el pasado mes de noviembre, cuando gracias a la colaboración ciudadana, la Guardia Civil abrió la operación, enmarcada en el ‘Plan para la defensa de la Biodiversidad’, para investigar unos supuestos hechos delictivos relacionados con la captura ilegal de aves protegidas en Cartagena.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Benemérita establecieron un dispositivo de vigilancia para verificar y, en su caso, esclarecer la supuesta actividad delictiva. En uno de estos servicios, los guardias civiles detectaron en los extrarradios de la ciudad portuaria a tres personas que se encontraban capturando aves fringílidas, valiéndose para ello de cuatro redes de libro, de unos seis metros, con jilgueros como cimbel y otro más de reclamo, por lo que en ese instante fueron detenidos como presuntos autores de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos; por su relación con la captura y posesión ilícita de especies protegidas de fauna silvestre.

Durante la detención, los ahora arrestados tenían en su poder 21 aves protegidas –entre jilgueros, pardillos y luganos–, las cuales fueron incautadas y entregadas en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle, de Murcia. Igualmente se incautaron todos los efectos utilizados para llevar a cabo la actividad ilícita esclarecida, como redes, jaulas, etc.

El delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, recogido en el vigente Código Penal, establece que será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de cazar o pescar por tiempo de dos a cuatro años quien, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general, cace, pesque, adquiera, posea o destruya especies protegidas de fauna silvestre.

El adiestramiento al canto de este tipo de aves es una práctica cultural tradicional en la Región de Murcia, si bien, las aves fringílidas de esta especie no pueden ser capturadas actualmente, dado que gozan de un régimen de protección especial, relativa a la conservación de las mismas.

Los detenidos, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena (Murcia).


* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 

Banner
Banner


Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information