Jueves, Abril 09, 2020
   
Texto


El poema de la semana

En la sabiduría del alma©

En la sabiduría del alma
dormidos van quedando los porqués de las preguntas,
dejando desplegadas las alas prisioneras
de los temores que marcharon con ganas de volver.
Insondable universo de causalidades,
muro infinito de lejano imposible,
haz de esperanza en la bruma del desconsuelo,
patética ensoñación de lo inacabado.
Todo y nada en manos alzadas
buscando un trozo de cielo que está por llegar.



En esa vasta meseta de la duda
donde el hombre arrinconado siente
que el viento habla y las piedras llaman;
allí donde aún brillan los sueños
formando mágicas hileras de luciérnagas
perdidas en la estela dejada por la Luna.
Donde el mundo desaparece,
inventándose otro donde los días acarician
y las noches mueren besando.

En esa línea donde vida y muerte se confunden,
donde el mañana perdió su batalla,
allí, en la sabiduría del alma, lar tan desconocido,
vamos quedando entregados,
… prisioneros de una sonrisa.
©Jpellicer

 

'Tristezas'

Envueltas en sombras de dudas merodean espacios de calma,
adueñándose de la paz de la noche,
robando el color de la mañana;
mares confundidos de pozos negros e infinitos,
manos que se alzan, que no tocan, que no llegan,
ojos que miran y esperan, ojos llenos de lágrimas…
culpables sin delitos.

Mundos sin tiempo donde todo parado y callado queda,
donde el mañana no se ve, donde la luz cuentan existe;
donde la paz del alma en voluntario silencio desespera,
donde la vida, de nuevo perdida, sueña lo que fuiste,
y llora sin consuelo abrazada a su quimera.

Miserias engalanadas en oropeles de grandeza,
palabras huérfanas de emoción
que perdieron su verdad antes de ser,
abrazos de muerte escondida arropados de miradas que no perdonan,
silencios cómplices de ocasos solitarios,
que de nuevo se revelan, que se enfrentan,
que hacen de la lucha la vida,
del llanto recompensa,
del dolor únicos lares de calvarios,
y del fin, principio de su aciaga existencia.


(jpellicer)

 

Ríos de nácar ©

Belleza escondida en el suave tacto
que se inventa junto a cada movimiento
en el cadencioso vaivén donde la emoción
acunada y protegida, se olvida
de alguna postrera pena;
las rosas envidian tanta paz
y la brisa se viste de gala para murmurar
todos los te quiero.

En este universo sosegado
de colores y silencios,
de calmas ganadas y arrullos que llevan,
la palabra pierde su fuerza y su razón,
imponiéndose el abrazo y…
una lágrima que cae,
va dibujando en su río de nácar,
una nota que suena a verdad.

©Jpellicer

   

No me llames loco©

No me llames loco,
porque dices que miro sin ver, porque se me acabaron las palabras, porque se me olvidaron los abrazos y se me borraron los momentos.

No me llames loco porque vivo muerto, y muerto vivo quiero seguir viviendo, sorteando suertes ajenas
de miradas extrañas y pasajeras.

No me llames loco, que ya por ti lo fui, por seguir, por creer, por mimar y por ser;
¡no!, no me llames loco porque desde esta locura,
balcón de pocos, precipicio de muchos, abismo de todos, me siento solo, muy solo,
pero abrazándome, queriéndome y mimándome

¡No me llames loco!

¿Acaso no ves como me busca la noche y como me abraza mi mar?,
¿Acaso no ves en mi locura,
merecida y ganada, esencia de libertad?.

No me llames loco otra vez,

sin preguntar al viento que me vio, a la sombra que me siguió,
y a ese pájaro que volando… me llevó.

¡Loco! ¡loco!
loco me llamas, y yo, loco,
mirándote desde mi voluntaria negrura
con el silencio atronador de mi amargura, te digo, baja hasta mi llanura,
siente mi risa, calla tu rabia y vive mi locura.

©jpellicer

 

Dibujos de amor sobre la arena©



Empujado como las olas por el mar
llego buscando la caricia
en tu playa solitaria que me llama;
como el fuego que se pierde en el aire,
igual que el color pintado
en el más bello de los sueños.

Llego cansado y sin fuerzas
y tu me esperas como siempre…
amando;
olvidé las palabras que te quise decir
y tu callas como siempre…
abrazando;
como las olas empujadas por el mar
de nuevo llego a ti, como siempre…
llorando.

En esta orilla tan vacía estamos los dos
mirando como se pierde este mar…
yo abrazado a ti con  la mirada perdida,
tu sintiendo mis silencios que van dejando
la palabra amor dibujada en la arena.

©Jpellicer2013


   

Pág. 2 de 28

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information