Sábado, Enero 18, 2020
   
Texto


Todo está "ferpecto"

'Y Portmán... ¿qué?'

Su regeneración sigue siendo una utopía. Ahora ya supera el medio año de paralización de los trabajos y mientras ha llegado la 'maldita gota fría' que ha dejado agonizando el Mar Menor, hacia el que ahora miran todos los focos. Sin embargo, no hay que olvidar lo que ha sido el mayor desastre medioambiental del Mediterráneo. ¿Afectará un problema a otro?

Dado que sigo sin el poder de adivinar el futuro, la respuesta la desconozco, pero tengo la sensación de que pudieran centrarse todos los esfuerzos de recuperación en el Mar Menor y quedar aún más Portmán en segundo plano.

Hace unas tres décadas es cuando se cortaron los vertidos y desde entonces se espera una regeneración de la Bahía que no llega. Cada vez que se mueve una ficha, desde el PP y el PSOE (o viceversa) se saca pecho, pero luego resulta que todo es fugaz, que por 'fas o por nefas' se paraliza todo y entonces todo se reduce a explicar el motivo de ese frenazo, pero nadie entona el 'mea culpa' con la misma facilidad que se ponen 'flores' cuando dan un paso. Bueno, en realidad lo que acabo de decir tampoco es nada sorprendente, pues eso de 'flores sí, palos no' está en primer curso de político. 

Antes fue un cajón y un empresario arrestado y ahora estamos en una mala adjudicación de los trabajos y en las limitaciones de un gobierno en funciones al frente de la Nación. La teoría (según exponen) es que no se puede hacer nada, pero soy de los que piensan que hace más el que quiere que el que puede y que aquí no termina de verse voluntad política.

Además, parece que el paso de los años no conlleva trastornos para nadie de los de arriba, es decir, que el asunto de Portmán no pasa factura política por mucho cruce de acusaciones entre partidos, tema éste que pertenece ya al segundo curso. 

Y ante este panorama, ¿qué se puede hacer desde aquí? La verdad que no mucho, pero pienso que algo sí. Desde luego, lo que no vale es cruzarse de brazos. Para empezar, vuelvo a plantear a los partidos políticos locales la elaboración de un documento conjunto para exigir al gobierno que salga de las elecciones del 10 de noviembre que, dado tanto retraso, actúen con urgencia en este asunto. Como no se sabe qué partido ganará, todos pueden respaldar ese papelico sin temor a romper la disciplina de su partido. Primero la tierra y después las siglas.

Tampoco estaría de más una concentración ciudadana para recordar que Portmán existe, que es vital para el futuro de La Unión y que no se puede perder en la noche de los tiempos esperando su turno. Si hay partidas ya presupuestas esperando, hay que evitar que, por lo que sea, deriven hacia otros destinos. También que si es necesario aumentar la inyección económica, que se haga. Esto de cambiar el rumbo del dinero ya pertenece a la etapa del 'Máster de gobernante'. 

El panorama que ahora ofrece la parte terrestre de la Bahía es un monumento al despropósito político, al igual que lo es la lamentable situación del Mar Menor, donde nunca se quiso coger 'el toro por los cuernos', por lo que ahora costará más el 'entierro' que el 'tratamiento' que precisaba.  

Portmán necesita su regeneración urgente. Si desde arriba no lo tienen como prioritario, desde aquí hay que recordarlo porque la raza política, en ocasiones, tiene memoria de pez o, simplemente, se les pasan las cosas, como bien recoge la temática del tercer curso de político. 

Es mi opinión sobre la regeneración de la Bahía de Portmán a fecha de hoy, pero lo mismo resulta que estoy equivocado y todo está 'ferpecto'.


 

¿Cuando llegará ‘el interés turístico municipal’ para Carthagineses y Romanos?

Las históricas fiestas son grandes, muy grandes, en la ciudad, pero aún no han conseguido ser las magnas fiestas de todo el territorio municipal. Hay que lanzar las redes al exterior, pero en ocasiones no hay que olvidar de dejarlas caer hacia los pies. Falta promoción entre los residentes no urbanos, es decir, entre la mayoría de cartageneros.

Este artículo de opinión está relacionado con ese lastre histórico de reducir Cartagena a sólo una ciudad, cuando resulta que es mucho más grande, es un municipio con numerosas poblaciones, cada una con sus inquietudes y sus ‘corazoncitos’. Las cifras son claras, pues unos 175.000 vecinos residen fuera de la zona urbana y 45.000 lo hacen dentro. Y si una ‘patria’ es su gente, aquí las fronteras no acaban en ‘el escudo de la Alameda’ o en la salida hacia la autovía.

No voy a entrar en ‘centralismo’, sino en olvido o dejadez. No sé si corresponde al Ayuntamiento de la Trimilenaria o a la Federación de Tropas y Legiones o a ambos o a un tercero… No lo sé, pero sí que la promoción que cada año de fiestas en barrios y diputaciones es muy pobre. Y lo decimos con fundamento, pues si existe un medio de comunicación que se recorre las poblaciones cartageneras, ése es Cartagena de Hoy. Ahí no tenemos competencia y nos permite conocer mejor a los cartageneros de muy dispares ubicaciones.

Hay lugares como La Aparecida o barrios de Cartagena Norte donde sí ha calado Carthagineses y Romanos, como se refleja en la presencia de sus vecinos en tropas o legiones, pero en otros puntos hay bastantes que ni saben cuándo se celebran o su programa de actos, el cual rara vez llega a sus manos.

Este año, el primer fin de semana de las fiestas históricas coincidió con los festejos que se tuvieron que posponer por la ‘maldita gota fría’ en La Manga, en El Algar y en Los Dolores, además de El Garbanzal del vecino municipio de La Unión. Pues bien, en todos hubo masiva presencia de asistentes y no se vieron afectados por la coincidencia con la gran fiesta de época. Nosotros aprovechamos para preguntar por la coincidencia y la respuesta más generalizada que recibimos venía a decir que Carthagineses y Romanos es la fiesta de Cartagena, pero refiriéndose a Cartagena como ciudad no como municipio.

Carthagineses y Romanos nació del pueblo y es para el pueblo. Eso de que si las fiestas son ‘sólo para festeros’ me parece que quedó desterrado tiempo atrás, pero sí está latente que son ‘las fiestas de la ciudad’.

Si queremos que, sin menoscabar a los festejos internos de cada núcleo de población, sean las grandes fiestas de ‘toda Cartagena’ hay que moverse por todo el municipio y alistar cada vez a más cartageneros. Y que conste que en momento alguno queremos decir que la XXXI edición no haya respondido a las expectativas, en absoluto, pero sí que la ‘Gran fiestas del Mediterráneo’ aún puede ser más de lo que es si atrae tanto a más lejanos como a más cercanos. 

Carthagineses y Romanos surgió en 1990, fueron declaradas de Interés Turístico Nacional en 1997 y recibieron la declaración de Interés Turístico Internacional en 2017. La asignatura pendiente sigue siendo el ‘interés turístico municipal’.

Sin embargo, lo mismo resulta que estoy equivocado y todo está ‘ferpecto’.


 

 

Lo de la montaña y Mahoma

‘Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña’. La conocida expresión se corresponde plenamente con el juicio por el crimen de Rosa María. ¿No sería más lógico que el juez de la sección tercera viniese a Cartagena que tanta gente de aquí se desplace a la capital del Segura?

En absoluto pongo en duda que no deba ser la sección tercera la que acoja este asunto dada su especialización en asuntos de violencia contra la mujer en relaciones de pareja. A lo que me vengo a referir que son muchos los que tiene que desplazarse a Murcia y pocos los que tendrían que hacerlo a Cartagena. Ya que en el Palacio de Justicia de Cartagena hay instalaciones más que dignas (aquí funciona, y muy bien, la sección quinta), pienso que sería más lógico que el juez del tribunal celebrase aquí las cinco sesiones.

No es así y tienen que viajar desde Cartagena (además de gastar en aparcamientos y comidas) la familia, amigos y vecinos de la víctima (varios de ellos declararán como testigos), agentes de los cuerpos de seguridad, fiscal, abogado de la acusación y, entre otros, funcionarios del Instituto de Medicina Legal. De todas formas, tampoco sorprende teniendo en cuenta que asuntos mercantiles y de las hipotecas están costando muchos viajes a la capital a ciudadanos de estos lares.

Es sentido común, pero claro, lo mismo resulta que estoy equivocado y todo está ‘ferpecto’. 





   

Militares: sí y en más frentes sociales

La Unidad Militar de Emergencias ha dejado huella en Los Alcázares. La presencia del mundo militar en la sociedad es necesaria en determinados casos y aún podría ser mayor.

Entiendo la creación de una unidad de emergencias, pero quizás no se tendría que llegar a ese nivel para contar con efectivos militares.

La inversión que los españoles efectúan con sus en el ejército, a través del pago de impuestos, siempre ha tenido defensores y detractores. Quizás lo mejor sería rentabilizar mejor ese dinero. Al margen de intervenciones en países extranjeros o en misiones de la ONU, no estaría mal que su presencia en la sociedad española fuera mayor.

Se ha visto su utilidad en situaciones como la que ha tenido lugar en Los Alcázares. Y pienso yo, ¿por qué no es involucrado el ejército en más terrenos? Por ejemplo. Faltan guardias civiles para vigilar nuestros campos. Pues si agente es acompañado por un militar, la cuenta es clara, se duplica la cifra. ¿No llevan a cabo los militares españoles misiones de seguridad ciudadana en otras tierras?. Entonces, ¿por qué aquí no?

Es una idea, pero lo mismo resulta que estoy equivocado y todo está 'ferpecto'

 

Cuando el puño golpea y la rosa tiene espinas

El socialismo sigue abonado a guerras internas por estas tierras desde que recuerdo. Ahora contemplamos un capítulo más que se ha agravado con la filtración de la grabación de un encuentro privado. Cuando vemos a una criatura es fácil saber si es niño o niña, pero no tanto conocer sus apellidos si nadie lo dice. Este caso es similar. Es evidente que la filtración tiene un objetivo muy dañino, pero quien la grabó y por qué se difunde queda en el terreno de la deducción o, mejor dicho, la especulación, pues dudo mucho que alguien proclame su autoría.

Fui de los que en su momento pensó que en el pacto por la gobernabilidad de Cartagena podía existir cierto 'paripé' entre los socialistas de Cartagena y la dirección regional. Podía ser una puesta en escena entre la doble 'C' (Castejón-Conesa) que desconocía incluso su militancia. No esperaba la expulsión de los seis ediles locales, sino que todo se diluyera con el tiempo, quedando en una multa o 'agua de borrajas'. La realidad ha sido otra, pues desde Madrid, los del puño y la rosa han decidido sacar las seis tarjetas rojas. Entonces se ha destapado la 'caja de los truenos' y la enésima guerra entre los de aquí y los de la Región se ha desatado activando el ventilador de los excrementos. Y todo ello con un millar de militantes que parece que han quedado como meros espectadores de un escenario del que no pintan nada en el guión de la obra.

No voy a entrar en si los buenos son los de aquí o los de allí. No me interesa las guerras internas. Soy un ciudadano y sólo me importa que no afecte a la gobernabilidad del municipio. Sí me apena seguir viendo como la gente del PSOE es lo mejor y lo peor del partido. Unos porque son el alma de la formación y otros por el daño que siempre le han hecho. Y digo 'siempre' porque no recuerdo etapa socialista en Cartagena, ya estuvieran con el poder o sin él, que no existieran conflictos internos que no se frenaban ni pese a que en cada elección municipal se iban perdiendo concejales. No es cuestión de lanzar frases típicas, como que 'mal camino llevan' o que así cada vez 'peor cara tiene el perro', pero sí que vivir en permanente división y con juegos de guerra flaco favor hacen al PSOE.

Sin embargo, lo mismo estoy equivocado y resulta que en este partido todo está 'ferpecto'.

   

Pág. 3 de 20

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information