Lunes, Junio 26, 2017
   
Texto

El Ángel Caído

Como aquella leyenda que relata la génesis del infierno con su ángel caído del cielo, o como la novela de Harold Bloom, pueden ser el punto de partida de esta particular misiva sobre la figura de los ángeles negros, desterrados e impávidamente miserables. Bloom traslada su literaria preocupación por esta especie de ángeles caídos, que al igual que nosotros, recela y recelamos de su ostentación de la envidia, el rencor, la prepotencia, su miseria humana entorno a su patrañero liderazgo en fuerzas políticas de saldo, de outlets de barrio marginado, como podrían ser Sánchez, Iglesias, Rufián y demás penitentes de la moral sediciosa y frívola, o miserables personajes de esta nueva pero vieja casta política de podrida alma, y vergüenza de la honestidad, estas nuevas pero rancias castas que han convertido un Congreso de magna representación, adulterado ya por los ladrones de guante blanco que lo ocupan y ocupaban, en un teatro de corrala, en una farsa bolivariana o venezolana de monigotes de guiñol, en un circo mundano y ordinario donde, posiblemente hasta hoy se huela mal.

Un ángel caído es un ángel que ha sido expulsado del cielo por rebelarse o desobedecer a los mandatos de Dios, como Sánchez de su cielo socialista. Todo ángel es aterrador, sostiene Bloom y sostengo yo, sobre todo cuando se entrelazan con el populismo chabacano, ejemplo directo el de MC en Cartagena. La imagen de Satanás, el mayor de los ángeles caídos, fascina y asusta a la vez, como los ídolos sectarios pansexulaes que diría Freud. Posiblemente, todos los seres humanos tengamos algo de ángeles, pero de ángeles caídos. A lo largo de la literatura universal y de nuestra historia occidental, los ángeles siempre han servido como metáfora de la muerte, de la frustración y del dolor. Y así, aparece el nuevo mesías de los infiernos en su segundo advenimiento, Sánchez el poeta de lo absurdo, el hacedor de la muerte política socialista, el intrascendente barón de la negatividad –el tonto del NO- y el apátrida de corazón, emerge o renace en un nuevo escenario teatral aprovechándose de la acidez del partido y del propio anonimato del mismo del cual, él ha sido dos veces culpable en sus pesores resultados, como Tovar en Murcia o la Castejón en Cartagena, fracaso y fraude socialista, y acercándose a la miseria radical de la izquierda más mediocre  comandada por una Narbona anclada en el frustrado y fracasado odio. Una izquierda adulterada por el afán de protagonismo banal de Podemos con una sumisa IU tocándole las palmas, anclados en las interesadas filosofías marxistas y adulteradas por los populismos venezolanos, bananeros por chocarreros, y todo ello, en un mundo político poblado por arcángeles, ángeles, vampiros, cazadores y algún que otro humano, entramos en una lucha de desatinos que bien podría ser el argumento de una novela negra, por su similitud metafórica en cada representación  personal en el pulpito del Congreso con el asedio entre vampiros, diablos y brujas.

Sin duda alguna, son los mejores en lo suyo, y como los designios del arcángel literario, la misión de capturar, asediar y dar muerte política a los suyos lo llevan con gozo al extremo, a sabiendas que será una posible sentencia de muerte o suicidio, y estos, al fin y al cabo, atacan a los personajes por los cuales se sienten fascinados, cual presa humana se niegan a soltarlo, lamentablemente y para nuestra sorpresa hoy es un tal Rajoy su presa.

El ángel caído es el comienzo de una saga de estupideces muy adictiva por absurdas y hasta chabacanas que nos va a aportar dos años de deslealtades institucionales, majaderías políticas y plurinacionalidades bolivarianas, mezquinas e interesadas, protagonistas miserables de partidos corruptos además del PP, PSOE y sus ERES –el mayor escándalo de corrupción nacional-, Iglesias y sus permitidas por sociales corrupciones y abusos sociales, Monedero Echenique, Errejón, Mayer, etc, etc, …, como el Rufián, el Tarda y demás tontos contractuales que viven de la discapacidad intelectual de sus seguidores cuales populistas de secta sobrenatural. Estos actores nos van a ofrecer, con un estilo ágil e introduciendo sin parar, escenas de lo más absurdo, pecaminosas y aburridos discursos de adoctrinamiento universitario, contradicciones a la carta y esputos lingüísticos, es la nueva vieja casta política que como los ángeles caídos viven de la carroña política, sin moral, dignidad ni honestidad, solo de su populismo retroalimentado por la sumisión de su corte de ninfas y ninfos.

Al final, en el rincón izquierdo solo hay una guerra sectaria, a ver quién la tiene más larga, la coleta… o la colita, egolatría de líder de secta radical y estanca en la máxima exposición populista. Rafael, o su metáfora, es un arcángel sobre el que aprenderemos muchas cosas y nos llegará a seducir en estos años venideros pese a saber nosotros que, para la mayoría de su especie, los humanos, los miembros y miembras, las criaturas, los progenitores 1 y 2, las personas preñadas somos seres inferiores.

 

Sigue oliendo a podrido

Hace dos años que cambió de dueño el feudo municipal cartagenero y la regeneración se quedó en el estanque, en falsas promesas y en la incompetencia demostrada, una incompetencia que han desarrollado con evidencias el matrimonio inconveniente, pero de conveniencia entre MC y PSOE, sin más moralidad y valores que los de Groucho Marx, tienen los que el momento necesita. Luchas internas de poder y mando, especulaciones y trasiego de funcionarios al gusto, despachando con acritud a los contrarios y aceptando la incompetencia de los circunstanciales, orgias de designaciones de amiguetes como cargos de confianza, así se ha forjado la leyenda interesada e inventada del alcalde más chulo de España, aunque yo esa chulería la buscaba en aquella figura de los antiguos futbolines o en la playa, con el Turbo y el paquete de Winston asomando tras el bañador…, alejarnos del ridículo, solo por imposición permanente del protagonista ha sido y es imposible, a pesar de no merecerlo la ciudad.

El municipio, pese a quien pese, echa de menos a los gestores “peperos” y eso es de incompetencia supina, si los que han venido, han hecho buenos a los que estaban y éstos, limitaban entre la inutilidad, la incompetencia y el colegueo mayúsculo, el amiguismo y las influencias, tenemos que mirarnos el ombligo y hacer acto de contrición por extremadamente ineptos, no en vano, su jefa durante décadas pasa ahora los ganados infortunios de la investigación o imputación, y a pesar de que algunos de los pupilos se ganen indigentemente el bocadillo como “asesores”, -con dos cojones-, con un presidente local investigado o imputado…., un circo donde nos crecen los enanos. Es lamentable que los últimos tres alcaldes de Cartagena estén en proceso de imputación o investigación, Alonso, Barreiro y López, ser alcalde aquí debe ser oficio de riesgo o riesgo en el oficio de que te pillen. Al final los tres salen por la puerta de atrás y detrás de ellos la incompetencia, la inutilidad, la incoherencia, el interés y la soberbia de un PSOE denostado por su propio ADN trivial.

Esta pugna entre el Aznar y el Calderón, entre la Castejón y el López, entre el Segado y el David Martínez…, entre unos y otros aparejados que no apalabrados han generado una situación de gestión basada en el mayor ostracismo conocido en la tres veces milenaria tierra cartagenera, mancillada por los intereses de partido de unas gentes que han hecho de nuestra historia su banal y mediocre bandera, una bandera que ni es la de Cartagena ni nos representa a pesar de las farsas y teatros de replaceta realizados en torno a ella.

Como ejemplo, la jugada urgente de la fonda del Sopapo (nunca mejor llamada) que ha catapultado al arco populista de MC a los juagados, ¿real o imaginario?, ahora será un juez el que dictamine, ¿y ahora qué? ¿Qué hubiera pasado hace dos años?, sin duda el pleno se hubiera convertido en un mercado de abastos, pero hoy no hay palabra ni vergüenza.

Mientras, y para muestra otro botón…, el deterioro de las playas cartageneras y la dejadez, tanto en la seguridad como en el abandono, la basura, la mierda de esta gestión toma el sol de espaladas, sin banderas azules que lo mitiguen en la Manga, Mar Menor y costa mazrronera, y esto es un hecho.

Protección Civil descoyuntado y a caballo entre juzgados y anorexia laboral, roto lo que funciona por animadversiones personales, posiblemente algunos de los recientes decesos en la playa se hubieran solventado con los antiguos planes de salvamento sesgados por Aznar, esta incertidumbre ha de ir en su conciencia, si la tiene, ¿o en un juzgado? Los servicios de limpieza, Policía Local y demás emblemas municipales están ultrajados por la controversia y la desorganización. El agua, el agua, el agua, el fracaso, la mentira y el fraude electoral más grande de este partido o movimiento social, no sé lo que son.

Cartagena adolece, luminarias peor que en la época de la Barreiro, suciedad en las calles, calles defenestradas por el ostracismo municipal, funcionarios anoréxicos laboralmente y concejales enfermos de bulimia protagonista.

El tema de los chiringuitos es de inutilidad mayúscula o de más juzgado, todavía tienen la desvergüenza sus gestores de airear sus fracasos, y me temo que hay gato encerrado, no se puede jugar sin motivo con el futuro inmediato de familias, ¿o hay especulación? Lo que hoy cuesta saber, mañana se sabe gratis, dice el refranero, pero si no es así, mantener a estos conejales si no hay nada que esconder o tapar, es de inverosímil justificación.

Y el colofón, tras la piscina del señor, y perdón por lo de señor, Aznar, ya que el respeto hay que ganárselo y en esta corporación, absolutamente ninguno con tarjeta de concejal se lo ha ganado, el calificativo de “Zote”, como dice el ex alcalde se les queda corto, aparecen las primeras oposiciones no otorgadas a dedo, sin contingencia de que los haya, que los hay. En estas limpias, transparentes y pueriles oposiciones a recaudación, aparecen casualmente miembros y miembras afines al ayuntamiento, con currículo ajustado e inflado pero muy afines, familiarmente y amigablemente afines, y personas sobradamente preparadas se quedan otra vez en el destierro de la frustración, esto es transparencia, esto es gobernar con seriedad.

Que lastima de Cartagena y que poca suerte tiene. Enfrente, abrazafarolas y mendigos de la política repartiéndose el protagonismo, indigentes de la gestión, representantes sin representados, un plantel político que hacen la jugada por ignorantes, como en Madrid…, los del PP son los mejores del circo, que ya jode. las ven de lejos gracias a estos políticos de pacotilla, Podemos buscando protagonismo chavista en un circo de corrala, por cierto ¿cómo se dice gilipollas sin discriminación de género, perdón, sin ser machista ni sexista? Independentistas alimentando su ego enfermo y fracasado, y socialistas… buscando su sitio perdido gracias a líderes de plastilina como Zapatero, Sánchez o aquí Tovar y la Castejon, personajes de barro que han hecho con su incapacidad mucho daño a España, a la región y a Cartagena.

Moraleja, efectivamente, el azote de la Barreiro no era más que un zote, excepto en lo “tardo de aprender”, dos años y un montón de pases circenses han bastado para alcanzarla, lo dicho, no coge un tonto más, y ¿porque tengo la sensación de que soy yo? Esta tierra es la ostia y viva la madre que nos parió.

 

Pág. 1 de 77

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information