No le sirvió cambiar de domicilio un garito y acaba condenado

Escrito por Carlos Illán Ruiz - 21DEhoy agenCYA. 20 de enero de 2021, miércoles.

El seguimiento de la Policía Nacional en los dos puntos de venta de droga de Barrio Peral (Cartagena) culminó con su arresto en 2017 y ahora su procesamiento ha culminado en la Audiencia Provincial con una condena de dos años de prisión y el pago de una multa de 1.700 euros.



El grupo de estupefacientes de la Comisaría de Cartagena inició en el verano de 2016 un seguimiento al entonces posible garito de venta de droga a terceros en un inmueble de la calle Guimbarda de Barrio Peral, que mantuvo esa actividad hasta que en noviembre, al parecer para zafarse de la vigilancia policial, se trasladó a la calle Molina de la misma barriada, pero no lo logró y los agentes recabaron más pruebas de la ilícita actividad, culminando con la entrada y registro de la vivienda tras auto del juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena, descubriéndose en el interior elementos típicos de la venta de droga a terceros, dinero en efectivo y diversas cantidades de hachís, cocaína y cánnabis.

Hoy se ha celebrado la vista oral ante la sección quinta de la Audiencia Provincial, ante un tribunal integrado por Jacinto Aresté, Matías Soria y Nieve Mihi Montalvo. Ante ellos, Juan A.A.S. ha aceptado las condiciones pactadas previamente por la fiscal y su abogado, José Muelas, confesando la autoría. La petición inicial del ministerio público era de 5 años de prisión y multa de 1.732 euros, que es la cantidad generada por el triple del valor de la droga incautada. El acuerdo dejaba la pena en dos años de encierro y mantiene la sanción económica. Muelas ha indicado que solicitará al tribunal que el ingreso en prisión quede en suspenso con la condición de que no reincida, petición que resolverán los magistrados en su resolución.

Etiquetas: Cartagena

Imprimir