• 1
  • 2

PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Acosado, insultado y amenazado por querer salvar al FC Cartagena

Por su cartagenerismo, dio un paso al frente y se puso a trabajar para que el primer equipo de fútbol de la ciudad no desapareciese, sin embargo, hubo alguien a quien no le gustó la solución (que sigue siendo la que impera en la actualidad) y comenzó arremeter contra él, llegando incluso a un intento de agresión. Pencho Angosto, entonces presidente de la federación de peñas albinegras, sufrió una depresión y buscó el amparo de los tribunales en esta pesadilla que estaba sufriendo. El autor de esa situación fue condenado por el juzgado de Instrucción número 5 de Cartagena y de nada han servido sus recursos, siendo ahora el Alto Tribunal el que se ha pronunciado en la misma línea.



Dar un paso al frente no es fácil y más en asuntos de una repercusión social como la que tiene el Fútbol Club Cartagena. Es lo que Pencho Angosto hizo en 2015, cuando el primer equipo estaba en Segunda División B y la entidad se encontraba al borde del precipicio de la desaparición. “Se había producido una desbandada en el club y se creó la plataforma ‘Salvemos al Cartagena’, también con el apoyo de la alcaldesa de entonces, Pilar Barreiro, y del concejal de Deportes, Diego Ortega”, recuerda quien entonces era el presidente de la Federación de Peñas del FC Cartagena. “Mantuvimos reuniones con diversas entidades y empresarios buscando dinero, y es en el marco de esas gestiones cuando aparece Francisco Belmonte (presidente desde entonces del Cartagena). Se reúne con nosotros y decide comprar el club”, recuerda Angosto, a quien se observa en fotografías de archivo que acompañan a este artículo.

Sin embargo, esta buena noticia para la supervivencia de la entidad no es entendida de igual forma por todos, pues un aficionado se molestó porque el FC Cartagena era vendido a una persona de la ciudad de Murcia. En lugar de buscar otra alternativa, lo que hizo fue acosar a Pencho Angosto. Así se deduce de las sentencias emitidas en el proceso judicial. Curiosamente, se trataba de un compañero de peña y de trabajo. “Comenzó a acosarme y a acusarme por redes sociales, por teléfono, a través del boca-oido… Incluso, un día se presentó en mi despacho dispuesto a agredirme. Entonces fue cuando decido denunciarlo, pues fue un momento límite de inflexión. Había pasado del terreno del fútbol al de mi profesión y podría verse afectado hasta el pan de mi familia”, explica Angosto, quien en su demanda aportó al juzgado 450 mensajes con descalificaciones, amenazas, acusaciones de corrupto y de traidor… Además, la situación genera en Angosto una fuerte depresión. “Me hundí al verme en esa pesadilla. Había hecho lo que no hacía nadie por el Cartagena y encima me toca sufrir una presión agobiante, ya hasta en mi trabajo. Fue demasiado para mi estado anímico y caí enfermo, teniendo que, durante nueve meses, someterme a especialistas de psicología de la sanidad pública y privados”, explica.

El juicio se celebra en el juzgado de Instrucción número 5 del Partido Judicial de Cartagena, condenado su titular, Ignacio Munitiz, al denunciado por acoso, amenazas e insultos. El fallo judicial obliga al condenado a publicar la sentencia en las mismas redes sociales por donde vertió sus comentarios y en dos perióidcos de tirada regional, además de borrar todos los mensajes a los que hace referencia la denuncia. Además, como responsabilidad civil, debía indemnizar a la víctima por los daños morales ocasionados y por los gastos médicos y judiciales, como la contratación de un abogado y un procurador.  

La parte condenada no se conformó y comenzó sus recursos, pero sin éxito ante la sección quinta de la Audiencia Provincial y ante el Tribunal Supremo, que es el que se ha pronunciado ahora. El primero rechazó sus exposiciones y el segundo no las ha admitido.

De este último pronunciamiento judicial se ha superado el plazo de 30 días que la sentencia daba al hombre condenado para cumplir con lo fijado por el juez. "De momento no ha hecho nada, por lo que mi abogado (José Luis Ramírez) ha iniciado las gestiones para pedir al juzgado la ejecución inmediata de la sentencia y el embargo de los ingresos que tenga esa persona", explica Pencho Angosto.

La solución que se encontró para salvar al FC Cartagena puede ser discutible, pero con formas correctas, pues, como refleja este asunto, las malas maneras tienen su alto precio. 

Etiquetas: Cartagena

Imprimir

  • All
  • Cartagena
  • Fuente Álamo
  • La Unión
  • Los Alcázares
  • Región
  • San Javier
  • San Pedro Del Pinatar
  • Torre Pacheco
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.